Mobile menu
 

Los celos infantiles son uno de los problemas más antiguos de la humanidad. El sentir celos es una situación natural, que tiende a surgir por sí misma.

Se les debe prestar atención cuando alteren la convivencia y sean persistentes.

        Los celos son un sentimiento angustioso de inseguridad. Su efecto inmediato es el sufrimiento del niño, que juzga haber perdido el amor de la madre, del padre o de ambos, en la suposición de que ellos prefieren dárselo a un hermano.

         Es bastante ventajoso que el pequeño tenga hermanos, pues, van a ser ellos los mejores para el importante aprendizaje de vivir en sociedad. Conviviendo con los hermanos aprenderá a :

                   ® controlar sus impulsos

                   ® soportar leves injusticias

                   ® ser contrariado en sus deseos

                   ® hacer pequeños  sacrificios

                   ® tener en cuenta los derechos ajenos

                   ® compartir sus cosas, inclusive el afecto de sus padres

         La función esencial de los hermanos y hermanas es, pues, proporcionar la mejor socialización posible del niño.

Ana Gallo

Licenciada en Pedagogía

Logopeda

Orientadora Escolar

 

Manifestaciones del niño celoso.

Estrategias para prevenir y resolver los conflictos causados por los celos.