Mobile menu
bullet

¿Qué son las dificultades de aprendizaje?

bullet

¿Qué tipos de dificultades son las más comunes?

bullet

¿A partir de qué edad pueden identificarse las dificultades de aprendizaje?

bullet

¿Qué hay que tener en cuenta en el niño con dificultades de aprendizaje?

bullet

¿Cómo se sienten los padres respecto a sus hijos?

bullet

Una familia cuyo hijo tenga esta dificultad, ¿qué puede hacer desde casa?

bullet

¿Cómo trabajamos en el Gabinete con estos niños?

¿Qué son las dificultades de aprendizaje?

Cualquier dificultad que un niño puede encontrar a la hora de seguir el ritmo de aprendizaje de sus compañeros de clase, independientemente de cual sea la causa o factores determinantes de este retraso o dificultad. En la práctica es bastante común recurrir al uso de este término cuando el estudiante presenta un desfase o retraso académico de más de 2 cursos escolares siendo sus capacidades intelectuales normales.

Se trata de una alteración o retraso en el desarrollo de uno o más de los procesos de lenguaje, habla, deletreo, escritura o aritmética que se produce por una disfunción cerebral y/o trastorno emocional o conductual y no por un retraso mental, deprivación sensorial o factores culturales o institucionales.

Estas dificultades pueden originarse como consecuencia de aspectos relacionados con el propio niño o con su entorno (por ejemplo un ambiente familiar tenso, la ausencia de amigos, el acoso en el colegio, etc.)

Volver

¿Qué tipos de dificultades son las más comunes?

Básicamente son: la LECTURA, la ESCRITURA y el CÁLCULO.

La lengua y las matemáticas son las áreas instrumentales básicas, fundamentales en el resto de aprendizajes escolares.

Volver

 

¿A partir de qué edad pueden identificarse las dificultades de aprendizaje?

Se detectan y diagnostican cuando el niño se enfrenta a la educación académica formal, en los aprendizajes específicos de la lectura, escritura y cálculo, pues es a partir de la Educación Primaria cuando se pueden percibir y evidenciar las dificultades y desfase entre la habilidad y el logro del sujeto.

En cualquier caso, los alumnos con problemas de aprendizaje son un grupo mayoritario, máxime si tenemos en cuenta que a lo largo de la escolaridad es muy probable que cualquier niño puede encontrar y presentar dificultades en alguna de las áreas antes señaladas.

Volver

 

¿Qué hay que tener en cuenta en el niño con dificultades de aprendizaje?

Todo lo que sucede internamente en el niño es importante en su aprendizaje, tanto los factores externos (contenidos, profesor, procedimientos, métodos de enseñanza...) como los referidos a sí mismo.

No podemos descuidar cómo se sienten estos pequeños ante sus frecuentes y repetitivos fracasos. Tan importante como ayudarles a superar la dificultad en sí misma, es trabajar su autoestima y su sensación interna de valía.

Volver

 

¿Cómo se sienten los padres respecto a sus hijos?

En  ocasiones, la familia no tolera bien la existencia de dificultades de aprendizaje en su hijo. Se crea un sentimiento de PREOCUPACIÓN que se transforma en respuestas de ANSIEDAD; también son frecuentes los sentimientos CULPA (¿qué hemos hecho mal?).

El Psicopedagogo orienta a la familia, desculpabilizándola y explicándoles de forma clara la naturaleza y pronóstico de las dificultades, así como el mejor tratamiento para su caso concreto.

Volver

 

Una familia cuyo hijo tenga esta dificultad, ¿qué puede hacer desde casa?

Ante todo, es importante fomentar una actitud positiva y relajada, intentando evitar transmitir la preocupación al niño.

Felicitarle por cada pequeño avance, no esperar cambios importantes para darle la enhorabuena. Su esfuerzo también merece ser valorado. Mejorará su autoestima.

Mantener actitud cordial y afectuosa con el niño, evitando que sea el tema continuo de conversación familiar. Un hijo no se valora exclusivamente por sus notas escolares...

Crear hábitos positivos que favorezcan en el medio familiar el gusto por el conocimiento y los hábitos de estudio. Tienen que ver que a nosotros también nos gusta aprender y superamos dificultades, como él.

Volver

 

¿Cómo trabajamos en el Gabinete con estos niños?

Cada terapia es propia de un solo niño; le abordamos a él en su conjunto, no solo a sus dificultades.

El tratamiento es INDIVIDUALIZADO, para ello valoramos su capacidad de aprendizaje, las carencias que presenta, cómo se siente el niño en esa circunstancia, las relaciones con los compañeros y con los propios padres.

La CONSTANCIA es fundamental en el proceso, así como acudir regularmente a las sesiones. La terapia se inicia con una profunda intensidad, disminuyendo la frecuencia de la misma en fases avanzadas, cuando la mejoría es obvia.

Volver

 

Ir al comienzo del artículo

 Mª Asunción Robador González y Marta Bravo Herreros

Licenciadas en Psicopedagogía

Terapeutas